Gabriela Wiener (Perú)

Home / poetas / Gabriela Wiener (Perú)

Irreconciliables 2016 · V Edición

Gabriela Wiener (Lima, 1975) es una escritora peruana, cronista, poeta y periodista, afincada en España desde el año 2003. Forma parte del grupo de nuevos cronistas latinoamericanos. Hija del destacado analista político y periodista peruano Raúl Wiener y de la trabajadora social Elsi Bravo.
Estudió lingüística y literatura en la Universidad Católica de Lima, y una maestría en cultura histórica y comunicaciones en la Universidad de Barcelona, donde vivió de 2003 a 2011. Desde ese año vive en Madrid.
Trabajó en el diario El Comercio. Fue miembro del consejo de redacción de la desaparecida revista Lateral. También fue redactora jefe de la revista española Primera Línea y de la edición española de la revista Marie Claire. Su escuela como cronista fue la revista peruana Etiqueta Negra.
Ha escrito para Corriere della Sera, Words Witohout Borders, The White Review, Virginia Quaterly Review, Orsai, Esquire, Revue XXI, Clarin, El Universal, El Mercurio, La Vanguardia, entre otros.
Colabora con una larga serie de medios. Actualmente es columnista del diario peruano La República, corresponsal de la revista Etiqueta Negra y colaboradora frecuente de El País, en las páginas de El País Semanal y Tentaciones. Así mismo, realiza entrevistas para La República y La Mula. Y escribe sendas columnas en Primera Línea y Cosas Hombre.
Es autora de los libros “Llamada perdida”, “Sexografías”, “Nueve Lunas”, “Mozart, la iguana con priapismo y otras historias” y del libro de poemas “Ejercicios para el endurecimiento del espíritu”.
Sus textos han aparecido en diversas antologías, como Selección Peruana 2015 (Estruendomudo), “Mejor que ficción. Crónicas ejemplares”, (Anagrama), Solo cuento (UNAM), Antología de la Crónica latinoamericana Actual. (Alfaguara), Novísima relación (IFC), Matar en Barcelona (Alpha Decay), Mujeres que viajan solas ( El Mercurio). Crónicas suyas han sido traducidas al inglés, italiano y francés.
Como parte de su trabajo literario, ha realizado dos performances junto a su pareja, Jaime Rodríguez Z, “Dímelo delante de ella” y “1986”, sobre las fronteras entre lo público y lo privado y la memoria íntima.


hago una vida de puntillas

hago todo de puntillas
como un animal tímido
uno de esos que bailan ballet en el bosque
pero ponen cara de tener miedo a todo
un venado o algo parecido
al que sus colegas de los árboles
le dicen: nos la estamos pasando
en grande
¿estás cansado o qué?

abro de puntillas la refrigeradora
bebo coca cola de la botella
los vasos hacen demasiado ruido
eructo para adentro
me acaricio las tetas
bajo mi dulce pijama de chiflada
y me siento Philip Seymour Hoffman

el diablo sabe qué es esto
de susurrar al fantasma del columpio
de reír como Carson McCullers en las fotos
pero yo no apesto a alcohol
ni tengo blusas blancas
con cuellos bien planchados y gotitas de sangre

me siento ante esta misma pantalla
siempre busco lesbianas asiáticas
o besos larguísimos o tetas grandes bamboleándose

hoy descubrí que me gustaban los masajes
vi uno en que una vieja señora tailandesa
masajea en silencio a una rubia silenciosa de Private
es por lo mismo
que me gusta hacerme la muerta
cuando tengo sexo
siempre estoy de puntillas
como una mosca en la muñeca de mi hija